Series ly » Críticas de cine » V de Vendetta: las ideas son a prueba de balas

V de Vendetta: las ideas son a prueba de balas


V de Vendetta

Lo mejor: tiene muchos matices muy sutiles, la banda sonora destaca por momentos.

Lo peor: peca de tremendista a ratos, y nos muestra una realidad muy sesgada.

Nota: 7/10

V de Vendetta: introducción

      Si ayer le tocaba el turno a Zodiac, una película que llevaba tiempo queriendo visionar, hoy he aprovechado parte de la tarde para V de Vendetta, un dvd que compré hace tiempo y que hasta ahora había descansado en una estantería. V es una película que se presta a muchas lecturas e interpretaciones no en su forma, que puede resultarte o no atractiva, pero sí en su fondo, en las motivaciones que mueven a sus personajes e incluso a las numerosas críticas que se extraen de esta obra. Un filme tan aclamado como criticado merece, a mi entender, una crítica que esté a su altura o, al menos, que lo intente. Aclarar, por cierto, que no estableceré paralelismos entre el cómic y la película. Son obras diferentes dirigidas a públicos diferentes, por lo que basar la crítica de una película en la fidelidad o la calidad en comparación con la obra en la que está basada no me parece correcto. Y dicho esto, arrancamos…

Datos sobre la película

      V de Vendetta es una adaptación al cine de la novela gráfica V for Vendetta, escrita por Alan Moore e ilustrada por David Lloyd. La película fue dirigida en 2005 por el australiano James McTeigue y producida por Joel Silver y los hermanos Larry y Andy Wachowski, quienes además se encargaron de escribir el guion. Está protagonizada por Natalie Portman en el papel de Evey Hammond y Hugo Weaving como V.

Argumento

     Ambientada en una Inglaterra dictatorial del futuro, “V de Vendetta” narra la historia de una tranquila mujer, Evey (Natalie Portman), rescatada de una situación extrema por un enmascarado (Hugo Weaving), conocido solamente como “V“. Incomparablemente carismático y extraordinariamente versado en el arte del combate y el engaño, V promueve una revolución urgiendo a los ciudadanos a que se levanten contra la tiranía y la opresión. Cuando Evey descubre la verdad sobre el misterioso pasado de V, descubre también la verdad sobre si misma, y emerge como una aliada sin parangón en la culminación de su plan para restaurar la libertad y la justicia en una sociedad golpeada por la crueldad y la corrupción.

Reparto

  • El australiano Hugo Weaving interpreta a V. Este misterioso personaje es reconocido por su máscara de Guy Fawkes, un conspirador británico arrestado en 1605 por intentar hacer explotar el Parlamento del Reino Unido con el fin de acabar con las persecuciones religiosas.

  • Natalie Portman fue la encargada de interpretar a Evey Hammond, una empleada de la cadena gubernamental British Television Network (BTN), a la que V salva al comienzo de la película.

  • Stephen Rea interpreta al inspector Eric Finch, quien lidera la investigación de V y durante la cual descubre un crimen masivo perpetrado por el gobierno.

  • John Hurt es el encargado de dar vida al líder Adam Sutler, fundador del partido fascista Fuego Nórdico y dictador de facto de Gran Bretaña.

  • Stephen Fry interpreta a Gordon Deitrich, el presentador de un programa televisivo que esconde su homosexualidad por temor a las restricciones y la persecución que el régimen gubernamental realiza hacia la comunidad homosexual.

Inspiraciones

      V de Vendetta es una película cargada de simbolismo, que bebe de forma abierta y generosa (incluso se hacen diversas referencias en el filme) de algunos clásicos del cine y el teatro, como la Venganza del Conde de Montecristo o El Fantasma de la Ópera, pero también hace uso de la historia para ofrecer un marco histórico-político de la situación que nos narran. V for Vendetta utiliza como inspiración histórica para el personaje V, la conspiración de la pólvora, en la que un grupo de trece católicos ingleses intentaron poner fin a las persecuciones religiosas del rey Jacobo I destruyendo el Parlamento del Reino Unido y creando así una situación de caos y desorden que llevase a la instauración de un régimen partidario del catolicismo. La noche del 4 de noviembre de 1605, uno de los conspiradores, Guy Fawkes (la máscara de V recuerda los rasgos de este personaje), fue capturado en las cámaras situadas debajo del Parlamento con 36 barriles de pólvora y durante la tortura confesó todo el plan. Desde entonces, todos los 5 de noviembre se rememora en Inglaterra el fracaso de la conspiración.      Como dato curioso: el nombre del líder del partido fascista de Reino Unido es Adam Sutler. ¿A quién os recuerda? Exacto, al dictador alemán Adolf Hiltler.

Crítica

     V de Vendetta no es una película fácil de criticar, al menos no si buscas hacerlo con una cierta perspectiva. Tiene un argumento aparentemente simple: la película comienza haciendo un paralelismo entre la figura de Guy Fawkes y V a través de su máscara y de un “gusto” por volar edificios oficiales en Londres. La razón por la que V busca hacerlo es para derrocar a un Gobierno totalitario de carácter fascista encabezado por el Líder, Adam Sutler. Además, esta la chica, Evey, que se verá metida en la cruzada personal de V, y entre los que acabará surgiendo un sentimiento de amor. Hasta aquí el argumento “corta y pega” de casi cualquier película de acción hollywoodiense, con su probada eficacia y sus marcados errores. Lo que hace diferente esta película no es su argumento en la superficie, sino la historia que intuímos poco a poco y que subyace bajo esta aparente simpleza. Y esa es una de sus mejores bazas.

      Y es que la película puede ser entendida de una mejor manera si nos centramos en tratar de descifrar las motivaciones del protagonista, y todas las críticas que podemos hacerle desde la perspectiva de nuestra sociedad actual. V es un vengador solitario del que poco a poco iremos conociendo parte de su historia, y que busca acabar con el Gobierno, que utiliza el miedo para mantener controlado al pueblo.

      Paralelamente, V busca una venganza personal hacia todas aquellas personas que le convirtieron en el vengador que es, por razones que se nos irán desvelando a lo largo del filme. Al principio de la peli anuncia que en un año el pueblo saldrá a la calle y acabará con el gobierno, pero sus objetivos ajenos a este fin último de su vida hará que la acción no se detenga en ningún momento. Siempre estará tramando, persiguiendo o matando algo o a alguien. Y mientras, tenemos a nuestra protagonista, Evey, desde cuyos ojos se nos contará la historia de V, junto al que vencerá sus miedos hasta convertirse en su mayor aliada.

      Sin embargo, uno de los grandes éxitos y a la vez críticas que esta película ha recibido es su capacidad para vender el terrorismo como una opción no solo correcta, sino la más adecuada. Es cierto que a lo largo de la peli vamos descubriendo que los enemigos de V son “malos malísimos” pero, ¿qué derecho tiene V para atentar contra un gobierno que ha sido elegido democráticamente por el pueblo, y frente al que el pueblo no muestra su contrariedad? La gente le llegará a apoyar, pero ¿qué derecho tiene para hacer volar por los aires el Parlamento inglés o para matar policías, militares y dirigentes políticos que cumplen órdenes o han sido elegidos por el pueblo? ¿Es y merece ser tratado como un héroe o solo es un terrorista y un asesino especialmente carismático? La polémica esta servida en este punto.

      Por un lado, es cierto que el Gobierno había sido elegido por el pueblo, y que éste no se había pronunciado en su contra, pero también es verdad que estaban controlados por el miedo. Además, es un caso similar a la Alemania nazi: ¿qué derecho tenían las potencias europeas o Estados Unidos para declarar la guerra a las potencias fascistas y para juzgar a sus dirigentes en un tribunal internacional? Legalmente, ninguno, pero la alternativa podría haber sido mucho peor. Dejando a un lado una parte de la trama de la película, que comienza a describir al Gobierno como corrupto y “malo malísimo”, y que parece estar incluido para suavizar un poco y facilitar el que veamos al prota como el héroe indiscutido, nos encontramos ante una situación compleja. Al inicio de la película nadie sabe todavía si el Gobierno es bueno o corrupto, solo se sabe que ha sido elegido democráticamente, y que tiene un carácter pseudo-fascista.

      Y desde esta perspectiva, las acciones de V están tan fundamentadas como la invasión estadounidense de Irak o el atentado de las torres gemelas: para gran parte de Estados Unidos los soldados que fueron a Irak son héroes, y para los radicales islámicos sus suicidas lo son, así que la única conclusión que puedo sacar de esta crítica es que todo depende de la forma en que lo mires.

 

Conclusión

     Una peli entretenida que peca de tremendista a ratos, y que nos muestra una realidad sesgada que se presta a múltiples interpretaciones. Perfecta para verla sin darle demasiado a la cabeza y disfrutar de unos actores que cumplen en sus papeles, pero también interesante para verla varias veces y darte cuenta de los múltiples matices y moralejas que es capaz de transmitirnos. La banda sonora cumple sin destacar, salvo la bellísima Obertura 1812 del ruso Piotr Ilich Chaikovski, que es reproducida en dos momentos cumbres de la película, y que desde luego me pareció una elección acertadísima. Sin duda recomendable.

 


Crecemos gracias a ti, comparte :)