Series ly » Críticas de cine » No habrá paz para los malvados

No habrá paz para los malvados


no-habra-paz-para-los-malvados

 

Lo mejor: la actuación de Coronado y la reflexión que deja tras su visionado.

Lo peor: se pierde en los entresijos de su propia pretensión de triunfo.

Nota: 5,5/10

Santos el sucio (introducción)

     Ver No habrá paz para los malvados fue una decepción inesperada. Me apetecía mucho verla, a pesar de que la había ido dejando pasar, pero cuando vi que ganaba nada menos que seis goyas, entre ellos mejor película, director y actor, me dije que no podía seguir aplazando nuestro “encuentro”. Y sí, todos sabemos que los premios que ganan las películas muchas veces tienen intereses ocultos y negocio más allá de la calidad del filme en cuestión, pero en esta ocasión me lo había creido. Sobra decir que el “chasco” fue doble.

 

no habra paz para los malvados

Datos técnicos

  • Título original: No habrá paz para los malvados
  • País: España
  • Año: 2011
  • Director: Enrique Urbizu
  • Género: Thriller, Policíaco
  • Reparto: José Coronado, Rodolfo Sancho, Helena Miquel, Juanjo Artero, Pedro María Sánchez, Nadia Casado, Younes Bachir, Karim El Kerem, Abdel Ali El Aziz, Nasser Saleh, Juan Pablo Schuck, Eduard Farelo
no habra paz para los malvados

Argumento

     Madrid, principios del siglo XXI. Un día, el inspector de policía Santos Trinidad (José Coronado), volviendo a casa muy borracho, se ve involucrado en un triple asesinato. Pero hay un testigo que consigue escapar y que podría incriminarlo. Santos emprende una investigación destinada a localizar y a eliminar al testigo. Mientras tanto, la juez Chacón (Helena Miquel), encargada de la investigación del triple crimen, avanza meticulosamente en la búsqueda del asesino hasta que descubre que lo que parecía un simple caso de tráfico de drogas es, en realidad, algo mucho más peligroso.

 

no habra paz para los malvados

Crítica

     Ver No habrá paz para los malvados es perderse en un sinfín de sinsentidos. En efecto, la actuación de Coronado como el alcohólico y trastornado inspector de policía Santos Trinidad es magnífica, pero poco más se puede salvar de este filme que peca de demasiado pretencioso e intenta pasar por algo mucho más profundo de lo que es. Para aquellos espectadores que, poco después de empezar la peli, asisten atónitos al asesinato a sangre fría de tres civiles a manos de Santos y esperaban un ritmo similar el resto del metraje, saldrán decepcionados, porque lo que sigue a este inexplicable acto de crueldad es una densa y enmarañada investigación policial en la que sobran la mitad de los personajes.

 

no habra paz para los malvados

 

     Y es que ni siquiera resulta entretenida. A medida que pasan los minutos, la investigación parece seguir su curso, pero en ningún momento se nos explica nada, así que iremos navegando a la deriva entre la esperanza de que ese asesinato inicial tenga algún sentido y el intento de comprender por qué se está persiguiendo a tal o cuál personaje. En el primer visionado esto resultará casi imposible, asi que irá aflorando el aburrimiento y paulatinamente el espectador irá perdiendo el interés. Al final de No habrá paz, sin embargo, se consigue volver a retomar un ritmo desbocado que nos animará un poco, pero nos vamos dando cuenta de que nuestras súplicas están cayendo en saco roto, y el sentido que esperabamos encontrar se va difuminado lentamente con los títulos de crédito.

 

no habra paz para los malvados

 

     La atmósfera sí está más lograda, al igual que una banda sonora que ilustra a la perfección los bajos ambientes en los que se mueve nuestro protagonista, y que parece estar en sintonía con su propia mentalidad. De la película me quedo con una pequeña reflexión, y es que Santos es un antihéroe muy especial, ya que a pesar de esos brotes “psicópatas”, nunca hace daño ni se muestra agresivo con nadie que no lo mereciera, así que ¿es posible que no sea tan malo después de todo y allá algo detrás de sus actos aparentemente sin sentido alguno?

 

no habra paz para los malvados

 

Conclusión

     Un planteamiento interesante que se pierde en su propia necesidad de triunfo. Tratan de vendernos como obra profunda un western que bebe del género policíaco, y el espectador acaba perdido e incluso desencantado con el producto final. Quiere serlo “todo”, y eso la convierte en prácticamente “nada”. Lo mejor es esa reflexión que subyace bajo el filme, y por supuesto la actuación de Coronado. Aquí teneis el tráiler de esta película.

 


Crecemos gracias a ti, comparte :)