Series ly » Críticas de cine » El efecto mariposa

El efecto mariposa


El efecto mariposa

 

Lo mejor: un desarrollo muy original de una idea que hemos visto demasiadas veces en el cine.

Lo peor: se pierde el ritmo a ratos, y un final que te deja con ganas de más.

Nota: 8,5/10

Tratar de cambiar el pasado puede arruinar tu futuro (introducción)

     El efecto mariposa es de esas extrañas películas que amas o odias casi sin término medio. Y lo más gracioso de todo es que sucede por las mismas razones: mucha gente la adora por la actuación tan en fuera de su línea de Ashton Kutcher, por la intensa historia y por la forma de contar lo que nos narra, y otros la odian por una sosa actuación del prota, una historia cogida con pinzas y un aire comercial que impregna la cinta, pero en fin, supongo que para gustos colores. Trataré de reflejar mi opinión de forma bastante objetiva, aunque quizás me decanto más por los que “adoran” la película.

 

el efecto mariposa

Datos técnicos

  • Título original: The butterfly effect
  • Título en España: El efecto mariposa
  • País: Usa
  • Año: 2004
  • Género: Thriller, Drama, Fantasía
  • Director: Eric Bress, J. Mackye Gruber
  • Reparto: Ashton Kutcher, Amy Smart, Kevin Schmidt, Melora Walters, Elden Henson, Eric Stoltz, John Patrick Amedori, Cameron Bright, William Lee Scott, Brandy Heidrick, Ethan Suplee, Grant Thompson, Logan Lerman, Daniel Spink
el efecto mariposa

Argumento

     Evan Treborn (Ashton Kutcher) es un joven universitario que no tuvo una infancia precisamente fácil. Su padre fue encerrado en un manicomio porque perdió la razón al pensar que podía cambiar el pasado, y para colmo las lagunas mentales que experimenta Evan de forma periódica le hacen temer a su madre que ha heredado de su padre esa extraña enfermedad. Sin embargo, parece que Evan ha conseguido superarla con los años, pero cuando comienza a recordar hechos acaecidos en su pasado, se da cuenta de que sus lagunas mentales tienen mucho que ver con situaciones traumáticas que destrozaron la vida de sus amigos, su madre y de muchas otras personas de su entorno. Es entonces cuando descubre que puede volver al pasado y cambiar lo sucedido, pero cualquier pequeño cambio en el pasado tendrá repercusiones futuras, y Evan tendrá que pagar el precio por sus acciones…

 

el efecto mariposa

Crítica

     Desde una perspectiva fantástica, El efecto mariposa se adentra en los confines de la pregunta que todos nos habremos hecho alguna vez, ¿que hubiera sucedido si pudiera cambiar algo de mi pasado? Aunque en el caso de Evan, el protagonista de nuestra historia, no se limitará a pensar en un examen complicado, ese chico/a al que nunca le dijiste lo que sentías o aquella amistad que no pudo ser, sino que su pasado no es precisamente feliz. Él ha conseguido salir adelante tras años de esfuerzo y dedicación a los estudios, pero sus amigos no han tenido la misma suerte: a cuál peor entre el chaval traumatizado y antisocial, el macarra carne de reformatorio y su primer amor, ahora una camarera fracasada que ha renunciado a cualquier esperanza de ser feliz.

 

el efecto mariposa

 

     Todo esto lo sabremos porque nos contarán la historia de Evan y sus amigos por orden cronológico, empezando desde los 7 años de edad, y donde nos dejarán entrever todos aquellos sucesos que marcaron la etapa adulta del grupo. Las lagunas mentales del protagonista nos impedirán conocer toda la historia, pero sí sabremos que guardan relación con una gamberrada infantil en la que utilizarán dinamita, los abusos sexuales de un degenerado padre de uno de los protagonistas y el asesinato despiadado de la mascota de Evan. No tenemos más información, pero es suficiente para saber que cambiar el pasado puede ser una opción muy tentadora para cualquiera de estos chavales. No desvelaré más de la trama (esto lo sabremos durante la primera media hora de metraje), solo que el personaje de Kutcher descubrirá que puede viajar al pasado leyendo los diarios que su madre le obligó a escribir en la infancia para ayudarle a superar sus borrones mentales. Está limitado, por tanto, a aquellos momentos que decidió escribir de niño (no puede viajar a cualquier momento del pasado con libertad), así que sus primeros experimentos consistirán en volver a aquellos sucesos en los que tiene lagunas, y tratar de averiguar que es lo que realmente sucedió.

 

el efecto mariposa

 

     El trascurso de la película recuerda a ratos otras propuestas similares en forma o argumento (Primer, Memento, Time cop, 12 monos), aunque tendrá su propio estilo narrativo. No es una propuesta nueva, pero si está realizada con firmeza y convicción, así que a pesar de que sabemos que viajar al pasado es imposible y no nos dan ninguna explicación (por ficticia que sea) de el por qué el prota es capaz de hacerlo, nos creeremos de verdad esa capacidad de Evan de cambiar su historia y mejorar la vida de sus amigos. Pero por encima de todo lo que quiere es conseguir que Kayleigh (una asombrosa Amy Smart), su primer amor de la infancia y con la que todavía tiene fuertes lazos emocionales, sea feliz. Desgarrador el momento en el que decide contarle a una incrédula Kayleigh que ha intentado cambiarlo todo por ella pero no ha salido bien y le dice: “solo quería recordarte que una vez fuiste feliz conmigo” (justo en la captura de aquí debajo es cuando Evan suelta esta emotiva frase).

 

el efecto mariposa

 

     Una de las principales “pegas” que sus detractores le ponen a este film es que es comercial, pero no veo ningún problema en ello siempre y cuando el resultado final sea de calidad. Está claro que no cogen a Ashton Kutcher por su historial interpretativo (aunque en esta película demuestra, con algún altibajo, que tiene talento y no es solo un rostro guapito), y de hecho fue la película más taquillera de 2004 en Estados Unidos, pero también es una gran película. Películas como las que cité arriba (Memento o Primer) son grandes obras, pero es imposible destinarlas a todo el público, en el caso de Memento muchas personas se sentirán perdidas y desorientadas, pero es que en el caso de Primer, simplemente es imposible entenderla en el primer visionado, y en el segundo, y en el tercero… He encontrado personas en internet que han tenido que hacer un esquema escena por escena (viendo la peli más de 30 veces) para poder desentrañar la historia, y aún así quedan cabos sueltos. El efecto mariposa nos ofrece una propuesta muy interesante, pero también fácil de entender, y no olvidemos que el cine fue creado para el entretenimiento, y no para que cuatro “cinéfilos de verdad” tilden de bazofia todo lo que no sea cine de autor o que tenga al actor del momento. Si existen los “fanboys”, desde luego los “antifanboys” no se quedan atrás en cuanto a fanatismo (y estupidez, si se me permite decirlo). Puede gustarte o no gustarte cualquier película, pero basarte en que busca beneficios económicos (que es obvio), que utiliza a los actores de moda o que no es una obra maestra que se presta a múltiples interpretaciones para atacar al cine comercial me parece fuera de lugar. Podemos criticar argumentos vacíos, personajes estereotipados o un guión cargado de tópicos, pero no olvidemos que si todas las películas fueran tan geniales como El padrino, no existirían las obras maestras.

 

el efecto mariposa

 

Conclusión

     Una película excelente, y sin duda la mejor actuación de Ashton Kutcher (aunque también me encantó en American Playboy), o al menos la más profunda. Pierde el ritmo momentáneamente, pero el resultado final sorprende por lo gastado de su propuesta y lo original de su desarrollo. Merece la pena verla, aunque quizás el desenlace no sea del agrado de todos (entre los que me incluyo).

 


Crecemos gracias a ti, comparte :)