Buried


buried

 

Lo mejor: la excelente visión realista que nos permite meternos en la piel del protagonista.
Lo peor: no es posible encontrarle demasiados puntos negativos, en parte porque al haberse rodado en un entorno tan pequeño y con único personaje, todo está muy cuidado, aunque por decir algo se podría haber buscado un banda sonora más memorable.

Nota: 9/10
[to_plus id=”290″] [/to_plus]
Ficha técnica

  • Nombre original: Buried
  • Nombre en España: Buried (Enterrado)
  • País: España
  • Año: 2010
  • Género: Thriller
  • Director: Rodrigo Cortés
  • Reparto: Ryan Reynolds
Buried (Enterrado)

Reparto

  • Paul Conroy (Ryan Reynolds), es un padre de familia y contratista civil que se encuentra trabajando en Irak. Se despierta enterrado vivo en un viejo ataúd de madera. Sin saber quién lo ha puesto ahí y muchísimo menos por qué, su única oportunidad para escapar de su pesadilla es un teléfono móvil con poca cobertura y escasa batería. La escasez de oxígeno es su peor obstáculo en una carrera a contrarreloj, Paul sólo dispone de 90 minutos para conseguir un rescate y salvar su vida.
Buried (Enterrado)

Crítica

      Mucho se ha hablado de Buried, una película que logró ser un éxito contra todo pronóstico. Un director novato (Rodrigo Cortés) al frente de un guión que proponía 90 minutos de metraje con un único actor en pantalla (Ryan Reynolds) y un único escenario, un ataúd de madera de pequeñas dimensiones. Lo primero que te viene a la cabeza como espectador al descubrir esto es que será un bodrio infumable, una de esas películas que de tan “alternativas” se vuelven pura basura.

 

Buried (Enterrado)

 

     No os vamos a contar nada más sobre la historia, porque precisamente eso es lo que merece la pena ir desvelando poco a poco a lo largo del filme. Paul Conroy (Reynolds) es el único actor que aparece en pantalla, aunque si habrán otras intervenciones en forma de voz a través de su teléfono móvil. Este actor ha tenido trabajos muy irregulares a lo largo de su carrera, pero en esta película borda su papel: consigue que nos pongamos en la piel de un repartidor que, sin ningún tipo de razón aparente, se ve enterrado vivo en nada menos que un sitio como Irak, al que ha ido para repartir algunas mercancías de la empresa en la que trabaja.

 

Buried (Enterrado)

 

     Si en muchas de las críticas que he escrito en las últimas semanas os he contado que se pierde una buena parte de su valor dramático al fallar la empatía con sus protagonistas, en este caso es al contrario: la película gana enteros por la fantástica interpretación de Reynolds: sufriremos la rabia que siente ante la incompetencia burocrática cuando trata de pedir ayuda, asistiremos impasibles al espectáculo tan deplorable que nos brinda un gobierno que considera a Paul un daño colateral, y odiaremos con toda nuestra alma a un encargado que se limita a lavarse las manos mientras la vida de Paul se extingue minuto a minuto. Destacable también el tinte profundamente dramático de la película: no abusa de la sensiblería barata para provocar la lagrimita fácil del espectador, como tampoco pierde en ningún momento ese aire realista que tanto nos cautivará y angustiará a partes iguales.

 

Buried (Enterrado)

 

Conclusión

     No es una crítica demasiado larga porque tampoco tenemos demasiados aspectos o matices que criticar: una visión realista de un hecho que perfectamente podría haber ocurrido, y que se sirve de un potente guión, una dirección impecable, unos aspectos técnicos muy cuidados y una actuación memorable para darnos uno de los espectáculos más originales que hemos podido ver en la gran pantalla en los últimos años.


Crecemos gracias a ti, comparte :)