Series ly » Críticas de cine » El Aviador

El Aviador


el aviador
Lo mejor: una excelente fotografía de la época, unas actuaciones brillantes de todo el reparto.
Lo peor: no deja de ser una visión muy partidista de la vida de Howard Hughes, ni de lejos tan “inocente” como lo pintan (su biografía aquí).

Nota: 8,5/10

Datos de la película

  • Título original: The Aviator
  • Título en España: El Aviador
  • País: Usa
  • Año: 2004
  • Género: Histórico, Drama
  • Director: Martin Scorsese
  • Reparto: Leonardo DiCaprio, Cate Blanchett, Kate Beckinsale, Alec Baldwin, Alan Alda, Willem Dafoe, Jude Law, John C. Reilly, Gwen Stefani, Ian Holm, Brent Spiner, Rufus Wainwright, Amy Sloan, Danny Huston, Adam Scott, Matt Ross, Kelli Garner, Frances Conroy, Stanely DeSantis, Edward Herrmann, Kenneth Walsh y J.C. Mackenzie
El Aviador

 

Hechos históricos que narra ‘El Aviador’
     Una de las figuras más sugerentes del siglo XX, Howard Hughes fue una persona cuyas innovaciones tuvieron mucha influencia, un inteligente industrial, productor de glamurosas películas y el prototipo del americano que toma riesgos, aunque él se viera a sí mismo como piloto aéreo ante todo. Con “El Aviador”, el director Martin Scorsese pone su cámara a funcionar para contar una de las etapas más prolíficas de la vida de Hughes: el periodo comprendido entre mediados de los años veinte y los años cuarenta, cuando la osadía a la hora de hacer cosas y la pasión por volar de Hughes impregnaron sus esfuerzos como pionero, tanto en la aviación como en la realización de películas. 
El Aviador
Época de inventos inverosímiles, turbulentas relaciones amorosas y encarnizadas pugnas empresariales, fue también la época en la que las disparatadas ambiciones de Howard Hughes se toparon por primera vez con el coste de la fama, la suerte y su propia obsesión perfeccionista. Leonardo DiCaprio da vida a Howard Hughes, quien siendo apenas un adolescente toma la inconformista decisión de emplear la fortuna heredada de la empresa de perforaciones de su padre para rodar una película épica sobre combates aéreos ambientada en la Primera Guerra Mundial titulada “Ángeles del infierno”. Yendo contra el sistema imperante en Hollywood como productor independiente, Hughes se propone hacer una película diferente a cualquier otra, realizando sus propias y extravagantes escenas de riesgo, diseñando aviones especiales para esta ocasión y destrozando todos los récords de presupuesto de una película en la historia. “Ángeles del infierno” impulsó al todavía joven Howard Hughes más allá del destino convirtiéndole en toda una celebridad. 
El Aviador
Tras fundar Hughes Aircraft Company y romper con gran audacia varios récords de velocidad, Hughes se convirtió en el aviador estadounidense más famoso desde Charles Lindbergh, una figura mítica imbuida con un aura de emoción, misterio y glamour. En la década de los treinta, Hughes compró la aerolínea TWA, y se aplicó a fondo para llevar a América a la era de los aviones a reacción, mientras desarrollaba audaces planes para construir el avión más grande del mundo, un hidroavión conocido como El Hércules. Siendo un hombre famoso por su riqueza, por su brillo aventurero, sus devaneos amorosos y una vigorosa conquista del futuro no parece que escapara a la influencia corruptora de sus compulsiones personales sin importar lo rápido o lo alto que volase. “El aviador” no sólo explora sus hazañas sino también la vida emocional de Howard Hughes, incluyendo sus amoríos con dos de las leyendas más grandes de Hollywood: la elegante actriz de sangre americana Katharine Hepburn (Cate Blanchett) y la luminosa belleza de las pan-tallas Ava Gardner (Kate Beckinsale); así como también la feroz rivalidad de Hughes con el visionario jefe de la Pan American Juan Trippe (Alec Baldwin); su relación de toda la vida con el que fue su mano derecha Noah Dietrich (John C. Reilly); y sus enfrentamientos públicos con el Senador Owen Brewster (Alan Alda); además de su terrible accidente de aviación y las fobias que le llevaron al final a alejarse del mundo.
El Aviador
Camino al futuro
     Si habeis leido la hitoria real que se hay detrás de este filme (la teneis arriba), sabreis  Howard Hughes fue uno de los personajes más interesantes en los que se podría haber basado una película. Hijo de un padre millonario y una madre misógina (pavor a los gérmenes, la suciedad, las enfermedades, etc.), Howard es además un niño prodigio, que contó con suficientes recursos para hacer de su paso por este mundo una leyenda viva. Y eso es precisamente lo que nos narra está película: su particular pelea contra el mundo desde que sus padres fallecen y el hereda la fortuna de la familia hasta que consigue labrarse un nombre a fuego en el mundo del cine y (especialmente) de la aviación.
El Aviador
     Y resulta llamativo analizar a un personaje como el que encarnó Di Caprio. Por norma general, los espectadores de una buena película tendemos a sentirnos identificados con su protagonista, independientemente de si es bueno o malo, y todo gracias a cualidades tales como su carisma, ingenio o astucia. Nadie se siente identificado (espero) con el tonto de la película, el enfermo o el personaje secundario irrelevante. Pero resulta que en este largometraje Leonardo Di Caprio es ambos personajes: es el atractivo “play boy” (como le denominan en el filme) que embelesa a las actrices más cotizadas de Hollywood, el visionario que se posiciona por delante de todos en sus películas y en el mundo de la aviación, capaz de enfrentarse sin titubear ante los tiburones que se lo quieres comer… Y también es ese chaval algo perturbado por una madre sobreprotectora, bastante sordo de nacimiento y con tendencias obsesivo-compulsivas que llegarán a desesperarnos a lo largo de la película. Viviremos sus momentos de gloria y sus ascensos, pero asistiremos a sus irremediables fracasos personales, que se acentúan más y más a lo largo de los años en los que trascurre la historia, y que pasarán de una sensación de verguenza ajena por el ridículo que hace en ocasiones a una sensación de angustia al ver que lo que comienza siendo un ridículo al que el protagonista se ve expuesto se acaba convirtiendo en el mayor de sus problemas, por delante de todos sus éxitos o fracasos profesionales.
El Aviador
     Como punto negativo, la película muestra solo la cara “buena” de Howard Hughes, que ni de lejos era tan inocente ni un competidor tan limpio, si quieres puedes leer su biografía aquí. La película tiene ese tono “happy ending” que tanto gusta en el cine americano más tradicional (y comercial), y que no tengo por norma criticar, pero que en este caso resultaba totalmente innecesario.
El Aviador

 

Conclusión

     Una gran película, no solo merece la pena verla, sino que es de obligado visionado para todos los amantes del buen cine. Ganadora de 5 Óscars, entre ellos a la mejor fotografía y a la mejor actriz de reparto (Cate Blanchett) y quizás algo sobrevalorada en su momento, pero que resulta interesante ver algunos años después, con la perspectiva que el tiempo da.

 


Crecemos gracias a ti, comparte :)